29 Consejos Para Vencer El Hábito De Postergar

0
277

29 Consejos Para Vencer El Hábito De Postergar

Su verdadero nombre es procrastinación, se define como “la acción de posponer las tareas importantes reemplazándolas por otras que nos producen mayor satisfacción” y se ha convertido en un auténtico dolor de cabeza para la gran mayoría de personas.

Puedes combinarlos entre sí, aplicarlos poco a poco, comenzar primero por los 5-6 que más te gusten…

Verás que son sencillos de aplicar y que cada uno de ellos te aporta algo que te ayudará a vencer el “eterno mañana empiezo”.

1. ¡Mueve tu cuerpo!

Cuando epostergacionstás sentado la mayor parte del día, las energías se te van por el desagüe y el estado de ánimo también.

Unos estiramientos o bailar un par de canciones bastan para despertar las endorfinas, aunque lo ideal es hacer algo de ejercicio físico de manera regular.

2. Crea recordatorios “de apoyo”

Si te sirve, puedes configurar alertas en tu ordenador o en tu teléfono móvil para que te recuerden cada tanto que… ¡tienes que estar trabajando!

Algo tan sencillo como esto te ayudará a cambiar “el chip” y poco a poco ser más constante.

3. Dale alas a tu creatividad

Hacer algo creativo a lo largo del día (por ejemplo, tu hobby afecta de manera positiva a tu estado de ánimo y eso ayuda a la hora de empezar con el trabajo duro.

4. Busca un “compañero de fatigas”

Si tienes dificultades para hacer lo que tienes que hacer cuando lo tienes que hacer, busca a alguien que esté en una situación parecida.

¿El motivo? La motivación “a dúo” funciona.

5. Levántate antes

La quietud del amanecer es estupenda para concentrarse y avanzar las tareas que nos dan más pereza, miedo o que nos hacen sentir peor si las dejamos para después.

Así te las quitas de encima pronto y eso te hará sentirte mucho más alegre y con más energía (garantizado!).

6. Acuéstate más temprano

O al menos, asegúrate que duermes entre seis y ocho horas que es lo que tu cuerpo necesita (si necesitas ayuda, el audio “Luna refrescante” de Omsica te ayudará a alejar tus preocupaciones y conciliar el sueño)

Dormir poco y mal tiene graves consecuencias, y si te aseguras de estar durmiendo tus horas verás que eso afecta positivamente a tu productividad (en este artículo te contamos más sobre eso).

7. Despeja el paisaje

La limpieza da tranquilidad y ayuda a alejar la procrastinación.

Así que dedicar unos minutos cada día a organizar y eliminar todo lo que está interferiendo en tu productividad no es una pérdida de tiempo (siempre que no te suponga dedicar todo el día a eso).

Después, se trabaja mucho mejor.

8. Aléjate de la televisión

Si te gusta ver la televisión resérvate un momento para ello… Pero cuanto más te alejes de ella, mejor. ¡Hay mucho por vivir ahí afuera!

9. Comienza… ¡Ya!

Ponte con el trabajo de inmediato: sin pensarlo, sin excusas ni quejas.

Una vez trabajando, muchas veces te das cuenta que al final no era para tanto!

Así que di: “ahí voy!”, comienza y sobre todo presta atención al “minuto -1″; es decir, al minuto anterior a trabajar, ya que es el más importante para que termines haciendo tu tarea. Si haces eso, tienes mucho ganado, te lo digo por experiencia!

10. Define bien tu tiempo

Cuando tienes por delante una tarea muy larga, fracciónala, córtala en pequeños pedacitos.

Algo que funciona muy bien es usar la técnica del “Pomodoro” para trabajar intensamente en unos períodos y después descansar por intervalos (aquí te comparto un listado de herramientas gratuitas). ¡Es un gran antídoto para vencer el eterno “mañana empiezo”!

11. Crea un sistema de trabajo

Nadie te conoce mejor que tú así que trata de organizar tu horario, tus prioridades y las herramientas que organizarás. Así tendrás tu “sistema personalizado” que te hará todo más fácil.

12. Reserva el hueco en tu agenda

Si te llega una tarea obligatoria, ponle día y hora en tu agenda.

Créale un espacio para ella donde no quepa otra cosa… ¡Y a cumplir!

13. No revises el correo electrónico

En todo caso, dedícale unos minutos al comenzar o terminar tu jornada… A menos que sea vital para tu trabajo que lo hagas.

14. Haz una lista de tareas

Está demostrado que es muy efectivo anotar todas las cosas que tienes que hacer, así que antes de acostarte procura tener una lista de lo que tienes que hacer a día siguiente.

15. Desconéctate de las redes sociales

Igual que con el correo electrónico, resérvate unos minutos al principio y al final de tu día (o un rato al mediodía) para revisar tu Facebook, Twitter y demás redes sociales.

16. Monitorea tu tiempo

Fíjate bien cuáles son las debilidades que te impiden cumplir con tus actividades para así ponerles remedio.

Un paso fundamental para dejar de posponer es identificar qué causa esa “procrastinación” así que trata de ver en qué y dónde se te está yendo el tiempo.

17. Automatiza

Si existe la posibilidad de programar algo para que se haga por sí solo, hazlo (sobre todo si son tareas que se hacen en el ordenador).

Y si tienes actividades que no van a llevarte más de unos minutos pero “pesan mucho”, sácatelas de encima cuanto antes para liberarte de la presión.

18. Delega

No te pongas más trabajo de la cuenta; por ejemplo, en el caos de las tareas del hogar.

Plantéate un reparto de tareas.

19. Permítete decir… ¡Música, maestro!

Un recurso muy sencillo y muy eficaz para enfocarte en tus tareas, concentrarte y “hacer más en menos tiempo” es la música.

¿Has probado a escuchar el audio de “punto focal”? Está pensado idealmente para que puedas concentrarte y enfocarte al máximo en cada tarea que comiences gracias al efecto de los sonidos binaurales.

20. Huye de la perfección

Libérate de la necesidad de hacer de la tarea una obra de arte.

Simplemente hazla, revisa después “los puntos flojos” y punto final.

21. El momento presente

“Hoy” es el único tiempo que existe, así que trae todos tus sentidos al presente, en lo que estás haciendo, tanto si trabajas como si descansas.

Puede ser complicado al principio, pero se perfecciona cuanto más se practica.

22. Las metas del día

Cuando comienza tu día o antes de terminar el anterior, decide qué tareas vas a realizar (que no sean demasiadas) y no te salgas de ahí salvo que haya algún imprevisto.

23. Trabaja menos

El exceso de trabajo es una de las principales razones por las que procrastinamos.

Si es necesario, libérate de unos cuentos compromisos, obligaciones y tareas.

24. Descansa

También se procrastina por cansancio, y quien no descansa no produce.

Date un respiro cuando sea necesario.

25. Diviértete

Esto es muy importante: si no te diviertes y no realizas actividades placenteras a diario serás propenso a hacerlo cuando estés trabajando. Y ya sabes lo que ocurre entonces!

26. Desconecta

Desconecta del mundo para conectar contigo.
Dedica al menos 15 minutos al día a relajarte olvidándote del ruido del exterior.

Lo ideal es que te reserves unos minutos al día para meditar o para no pensar en nada.

27. No te resignes

Retira frases como Yo soy así, esto es de nacimiento o no puedo cambiar.

Si quieres acabar con Proscatinación puedes hacerlo. Solo inténtalo las veces que sea preciso y prueba hasta dar con lo que te funciona.

28. Prémiate

Cuando acabes una tarea pesada o hagas avances significativos, prémiate y date una “auto-recompensa”.

Te motivará la próxima vez que sientas la tentación de aplazar el trabajo!

29. Comprométete

Y sobre todo: ¡comprométete a comenzar!

Mi consejo es que lo apliques poco a poco, que trates de ser consciente de cuando estás dejando algo para más adelante y que como dice el refrán: “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.

¡Si eres constante, la procrastinación muy pronto será cosa del pasado!

Soy el autor de esta página y director del Centro de Recursos para el Exito y la Prosperidad (CEREXPRO) y tengo una Maestria Certificada como Coach en Programación Neurolingüística (PNL), Tambien soy Experto en Procesos de Cambios, Instructor en Reingeniería Cerebral con PNL e Hipnosis. Diplomado en Comunicación Social con largos años de ejercicio y he participado activamente en Investigación y Desarrollo de Proyectos en el campo de la Medicina Alternativa. Estoy a tu orden a traves de las diferentes formas de contacto de la página. Gracias por estar aquí.

Comments

comments

Dejar una respuesta